4 claves para mejorar la logística en la última milla

La llegada de los e-commerce cambió la forma de comprar tal y como la conocíamos, la adaptación a este nuevo método de consumo ha sido tan rápida por parte de la sociedad que los esfuerzos de las empresas por satisfacer sus necesidades no siempre son suficientes.

Pero no todo tuvo tanta aceptación, el comercio online topó con barreras que alejaban a sus clientes de la compra. Acostumbradas a comprar de forma física, los clientes mostraban rechazo al pago online por miedo a dar sus datos al lugar erróneo o ser estafados.

El esfuerzo de los e-commerce consiguió superar esta barrera y a día de hoy, pagar de forma digital no supone un problema para los consumidores, pero tendrán muy en cuenta las diferentes opciones de entrega que el/la vendedor/a ofrezca.

Por esto es importante centrar esfuerzos en la logística y desarrollo de estrategias en este ámbito.

La última milla y sus problemas

Cómo hemos mencionado anteriormente, la logística es una de las partes del proceso de venta más valoradas por los clientes, lo que hace que las empresas investiguen e innoven para mejorar en este ámbito.

El transporte logístico ha avanzado mucho a través de la aplicación de medios tecnológicos, desde grandes e-commerce hasta pequeñas tiendas digitales, todos los negocios han progresado en este ámbito en busca de ofrecer la mejor experiencia a los usuarios.

Dentro del proceso logístico por el que pasan los paquetes, la última milla hace referencia al paso final que experimenta el envío que llega a manos del cliente, y supone la parte más cara y lenta de todo el proceso. Además, la gran cantidad de comercios electrónicos que utilizan logística y transporte ha agravado este problema.

No te pierdas las siguientes claves para mejorar la gestión de este último paso del proceso de transporte.

Claves para mejorar la logística en la última milla

1. Diversidad de métodos de entrega o recogida

Los/as repartidores/as lidian a diario con la incertidumbre de si el/la comprador/a del paquete estará en el domicilio justo cuando toquen el timbre o no. Tener que volver a un domicilio supone tiempo y costes, hay que evitarlo.

Existen medios alternativos para prevenir que esto suceda, uno de ellos es la comunicación entre repartidor/a – cliente. Aplicando esta técnica, el cliente podrá elegir el lugar de envío en el que deseé recibir el pedido o incluso mantenerse en contacto con el repartidor y acordar un lugar de recepción en tiempo real.

Por otro lado, cada vez más empresas de reparto fijan zonas de conveniencia, lugares cercanos al consumidor donde el/la repartidor/a puede depositar el pedido con la seguridad de que lo guardarán hasta que pase a recogerlo la persona indicada. Estos lugares suelen ser oficinas de correos, estaciones de tren o PDV locales.

2. Creatividad en las flotas y trámites

Los modelos de distribución han experimentado un desarrollo en los últimos años, no sólo a nivel de vehículos de reparto, sino que se ha podido percibir una mejora en la asistencia al cliente respecto a la entrega de productos.

El uso de vehículos más ágiles y versátiles como motos o bicicletas, son apuestas inteligentes para que las empresas puedan desplazarse de forma más efectiva por las ciudades.

Una de las últimas novedades en desplazamiento por ciudad es Scoobic, un vehículo ecológico diseñado específicamente para realizar repartos en ciudad con 000 emisiones. Una apuesta inteligente que pronto veremos por las calles, pues ya se ha anunciado que Carrefour será la primera empresa en repartir con este método.

Respecto a la asistencia al usuario, ofrecer a tus clientes la oportunidad de checar en qué estado se encuentra su pedido, incluso poder seguirlo con el mapa y mantener el contacto con el/la repartidor/a, son valores añadidos que mejoran la experiencia del usuario.

3. Planificación de rutas de reparto

Planificar las rutas más cortas, con menos tráfico y hacer coincidir varias entregas en una misma zona, permiten rentabilizar el servicio, reducir el consumo de combustible y mejorar la calidad del servicio.

Además, los softwares desarrollados para el sector logística de los que disponemos hoy en día facilitan la labor. Diseñador para dar la mejor experiencia de compra, estos sistemas ofrecen respuesta en tiempo real, promueven una comunicación activa entre empleados/as, mejoran la coordinación de reparto entre transportistas, reducen costes y permiten soportar todas las demandas de la organización.

4. Comunicación entre las áreas involucradas

El sistema monocanal era el más utilizado en este entorno, hoy en día los sistemas de comunicación han mejorado y gracias al entorno omnicanal, gestionar y realizar acciones de reparto es más proactivo que nunca.

La omnicanalidad posibilita acceder a inventarios a distancia, disponer de informes de clientes, notificar actualizaciones e incidencias, solucionar imprevistos de forma proactiva y un sinfín de ventajas para el ámbito de la logística y la distribución

Invertir en innovación, desarrollo y creatividad ofrece resultados. Los nuevos softwares, la correcta organización empresarial, la gestión de flotas y la planificación de estrategias son algunas formas de conseguir resultados, ¿y tú?¿cómo vas a incrementar tus beneficios?

Si quieres leer más artículos sobre innovación logística echa un vistazo al Blog de nuestra Web.